“Ámame cuando menos lo merezca porque es cuando más lo necesito”, Proverbio chino

Me encantó esta frase que leí hace poco. Me pareció una verdad sagrada, de esas que decían nuestras abuelas o gente sabia del pasado. Qué difícil poner esto en práctica. Qué difícil en estos tiempos saber el verdadero significado del amor.
Amor, qué palabra tan bastardeada, tan manipulada por la literatura, por las novelas románticas, por las películas de Hollywood, por los medios que hablan de las aventuras de los famosos, de los romances de personas que nos parecen que tienen todo en la vida. ¿Hay distintas clases de amores? Sin duda. No es lo mismo el amor de una madre por su hijo que por su marido o por sus padres. Una cosa es cierta: El amor humano es limitado y muchas veces está lejos de ser incondicional. El amor no es lo mismo que el enamoramiento. El enamoramiento es una etapa inicial. El amor debería ser una construcción, el amor es trabajo, el amor es un arte, el amor es una decisión, el amor es una elección.
Cuando alguien te dice: “Ya no te amo”, “Se acabó el amor”, debería decir: “He decidido no elegirte como objeto amado. Ya no te elijo.” Esto no es un juicio. No estoy diciendo que esto esté ni bien ni mal. Para eso son los noviazgos por ejemplo, para conocer a la persona a quien elijo para formar una familia. Puedo darme cuenta que sería muy difícil encarar semejante proyecto con esta persona. También puedo elegir retirarme de una relación de abuso, pero siempre se trata de una decisión. Incluso puede ser un acto de amor retirarme de un vínculo malsano, dejarlo para que el otro se encuentre consigo mismo y pueda encarar un crecimiento. Para amar a otra persona debo amarme primero a mí mismo, sino en lugar de amor se convierte en una dependencia patológica que hunde a dos personas en la desesperación.
En mi opinión, este proverbio chino se está refieriendo al significado del verdadero amor, del amor que dentro de los límites humanos tiene incondicionalidad, del amor que sana, del amor que perdona, de la capacidad de entrega de una persona hacia otra solo por el hecho de verla feliz, de desearle el bien. Para poder dar esta clase de amor hay que ser una persona madura en el verdadero sentido de la palabra. Como dijo Anthony de Mello “Madurez es lo que alcanzo cuando ya no tengo necesidad de juzgar ni culpar a nada ni a nadie de lo que me sucede.” Cuando logro este grado de madurez y tengo la capacidad de salirme de mi ombligo para centrarme en el otro, en sus necesidades, en sus anhelos, puedo lograr amar al otro cuando menos lo merezca y darme cuenta que me está pidiendo amor y es cuando más me necesita.
Clr. María José Zorrilla
29/10/11

Categoría : Artículos de Interes

3 comments on ““Ámame cuando menos lo merezca porque es cuando más lo necesito”, Proverbio chino

  1. maria josefina serrato on said:

    Me parecio excelente tu nota , dice tantas cosas ciertas y a la vez dificiles de llevar a cabo……pero no por eso hay que dejarlas de lado…..hay que intentar …..!!!!!
    Y la pagina tambien me parecio muy buena….segui adelante que seguramente vas a lo lograr lo que queres en tu vida.
    Un beso

  2. Counselors on said:

    Gracias por tu comentario, Mara. Muy sensato y muy cierto. Difícil poner en práctica el verdadero amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

HTML tags are not allowed.